Follow by Email

miércoles, 30 de enero de 2013

AL FIN...


¿ Pude ser tan feliz
                           
   inocente?

que tus besos ausentes

no supieran a sal.


¿Pude ser tan audaz, tan
                                valiente?

que tus palabras falsas

parecieran verdad.


Y... ¿dónde estarás
                          ahora,

con tu infamia soberana,

con tu insana arrogancia

y tus palabras vanas?



¿ A quién perturbarás

con tu presencia ufana?

Ahora que, convencida,
                                - despierta-

armónica y serena,

puedo alejarme, osada.

Sin importar...

 ¡SIN IMPORTAR!

que al fin...
                             me amas.
                                              CRISTINA VALIDAKIS

No hay comentarios:

Publicar un comentario